Suscribir via RSS o Email

24 noviembre, 2011

ANTONIO JESÚS. TERAPEUTA. PROYECTO HOMBRE GRANADA

Experiencias

APRENDER DE CUALQUIER PERSONA, ES EL PRIVILEGIO QUE YO HE TENIDO ESTOS 10 AÑOS

Cuando llegué a PH tenía 26 años, creía que conocía muchas cosas y en realidad no sabía casi ni dónde tenía la cabeza. La formación académica que había recibido me servía para enriquecer mi vocabulario y adornar mi inseguridad con mucha palabrería. Demasiada. Poco a poco fui descubriendo el misterio de ponerme a prueba cada día, de entregar lo mejor de mí cada momento, de valer tanto como valgan tus últimas 24 horas, de reconocer quién soy antes de hacer lo que se supone que tengo que hacer.

Han existido etapas en que lo personal y lo profesional se fusionaban en una mezcla en la que no sabía si actuar por instinto o usar una ilógica razón que a veces me resulta inhumana y desproporcionada.

Ha habido días que, al levantarme, no sabía si merecía la pena o no. Y sales a la tarea, no porque quieras ni porque te apetezca, sino porque debes hacerlo. Es tu compromiso, tu obligación. Al final del día, de todos los días, ha merecido la pena. Un lujo.

Aprender de cualquier persona, sea cual sea su formación, sexo, nivel cultural, situación social, estatus económico…Ese es un privilegio que yo he tenido estos 10 años.

Por encima de todo están las personas. Compañeros de aventuras, amigos de fatigas, mi familia que me soporta a pesar de mis rarezas, mi mujer y mi peque que me dan fuerzas y ganas de seguir luchando…Y todas las personas que saben que tienen un problema, aunque no tengan muy claro el qué ni qué es lo que tienen que hacer. Y sus familias, que tienen muchas preguntas y muy pocas respuestas, personas que necesitan, en muchas ocasiones, tan solo alguien que les escuche, que no les de consejos, que no les recuerde lo incapaces que son. Normalmente ellos ya saben que ha fallado algo.

Nadie entra por las puertas de un centro Proyecto Hombre porque sí. Todos tenemos una razón, muchas razones. Yo he procurado descubrir las mías. Suerte y trabajo, mucho trabajo.
Esa es mi fortuna. Busca tú la tuya.

Lee más sobre Experiencias

Dejar un comentario

Note: Make sure you enter the required information where indicated. HTML is allowed. Your email address is Required but, will never be published.

Obligatorio
Required, but not shared


× 9 = 36

Suscribirse a los comentarios