Suscribir via RSS o Email

24 noviembre, 2011

FAMILIAR USUARIO. PROYECTO HOMBRE HUELVA

Experiencias

NO PUEDO OLVIDARME DEL PRIMER DIA DE TERAPIA

Voy a comenzar con una breve introducción de cómo llegué hasta aquí.

Soy una mujer de treinta y cinco años de edad y hace siete años conocí a mi actual pareja, por la cual estoy luchando para que se rehabilite de sus adicciones, (consumo de hachís, cocaína, alcohol…).

Mi problema empezó cuando tuvimos a nuestra hija, hace cinco años. La convivencia se hizo un infierno por culpa de los consumos de mi pareja, hechos que no voy a detallar en esta ocasión. Además considero que muchas parejas y familiares afectados por este problema saben por lo que se pasa, y hay desgraciadamente muchas familias más de las que se conocen, puesto que una gran parte de ellas lo sufren en silencio, sin llegar a manos de profesionales, bien por no tener medios o simplemente por desconocimiento.

Hace dieciocho meses, cuando todas mis esperanzas estaban rotas y  mi vida comenzaba a ir en otra dirección, pues decidí que ya no lucharía más por recuperar a mi pareja, él vino a mí pidiendo  ayuda.

Entonces él ya había tomado un primer contacto con Proyecto Hombre, y me rogó que le acompañara en este que sería el gran paso de su vida. Y así fue, los comienzos fueron duros para todos. Para mí supuso no mirar atrás y olvidarlo todo, además de no tener en cuenta otras opiniones que me decían que me había hecho mucho daño y que esta situación no cambiaría, que tarde o temprano volvería a ser el mismo. Para mi pareja, imaginaros el esfuerzo que supone dejar atrás hábitos de consumos que han durado más de veinte años.

Bueno, como ya decía, al principio no fue fácil, empezaron los seguimientos, las terapias para él y también para la familia… Todo este proceso que requiere esfuerzo, responsabilidad y compromiso por  ambas partes.

No puedo olvidarme del primer día de terapia donde escuchaba a las familias rotas de dolor como relataban sus experiencias con sus respectivos familiares afectados. Cuando llegó mi turno, yo que me había contenido en tantas ocasiones para no derrumbarme, aquel día no pude controlar mis emociones y rompí a llorar. Aunque más tarde pude continuar hablando. Desde aquella primera terapia hasta el día de hoy todo han sido cambios positivos para él y para nosotros, su familia.
Actualmente continuamos en el programa donde un gran equipo de profesionales nos enseña las pautas a seguir  para la convivencia con nuestros familiares, los cuales a estas alturas del programa, han adquirido nuevos hábitos de vida y alcanzado un nivel alto de autocontrol.

Para finalizar quiero agradecer a Proyecto Hombre que ha hecho posible que la droga no destruya la vida del que la consume y de los que le rodean.

Lee más sobre Experiencias

Dejar un comentario

Note: Make sure you enter the required information where indicated. HTML is allowed. Your email address is Required but, will never be published.

Obligatorio
Required, but not shared


7 − = 4

Suscribirse a los comentarios