Suscribir via RSS o Email

24 noviembre, 2011

FRANCISCO JAVIER. EX USUARIO

Experiencias

EN PROYECTO HOMBRE ME HAN ENSEÑADO A VIVIR, A QUERERME Y A RESPETARME

Me llamo Francisco Javier y soy un politoxicómano en proceso de rehabilitación. Todo empezó un 8 de Julio de 1994. Ese día mis ilusiones, mis sueños, mis esperanzas y mis ganas de vivir se apagaron. Mi madre falleció y yo me quede solo. No me lo creía, tardé más de 3 años en asimilar lo que me había pasado. Se fue lo que más quería en este mundo, se apagó la llama de mi vida, ya nada me importaba, me quede con el sentimiento de culpa de no haber podido decir todo lo que quería, no me pude despedir. Ese sentimiento de culpa me ha acompañado durante 15 años, sin descanso día y noche. No me importaba nada, me fui introduciendo en el mundo de la droga, el juego, el alcohol, las noches, fiestas y el mundo de la prostitución ( y porque no probé más cosas).

Ya lo había intentado muchas veces, el dejar ese mundo, pero no podía, siempre volvía a recaer. Un día llame a Proyecto Hombre y me atendieron muy cordialmente, les conté mi caso y me metieron en programa base. Hoy puedo decir que es la decisión más importante que he tomado en mi vida y además la más acertada. Cuando ingrese era una persona destruida, muerta en vida, y sin ganas de vivir. He estado a punto de suicidarme varias veces, pero algo me decía que yo tenía que luchar, luchar por mi vida y aquí en Proyecto Hombre he recibido las armas para poder hacer fuerte a esa lucha.

Cuando entre aquí tenia la autoestima por los suelos, no podía mirarme ni al espejo, pesaba 112Kg, y era una persona dependiente de las drogas y sin ganas de vivir. Aquí me han enseñado humanidad, me he sentido respetado y querido, algo que antes nunca me había pasado, en la calle no hay humanidad.

Me han enseñado a vivir, a quererme, a respetarme.

En un grupo de duelo me pude despedir de mi madre para siempre y me sentí liberado. Ese sentimiento de culpa que me llevaba a consumir droga, a escapar y a no sentir, se terminó en ese grupo de duelo. Le agradezco a los terapeutas, el buen trabajo que han hecho conmigo. Me he sentido comprendido y querido, he llorado mucho, he sacado todo el dolor que tenia acumulado durante 15 años.

Ahora estoy en la fase de anciano y me quedan dos semanas para salir. He cambiado tantas cosas en mí, que a veces ni me lo creo, soy otra persona. Ahora gracias al esfuerzo, a la lucha y a Proyecto Hombre he recuperado mi autoestima y mis ganas de vivir, y lo más importante me he conocido a mi mismo, pues ahora sé quién soy.

Proyecto hombre me ha salvado la vida, me ha devuelto las ganas de vivir, y lo más importante me ha hecho descubrir quién soy.

Lee más sobre Experiencias

Dejar un comentario

Note: Make sure you enter the required information where indicated. HTML is allowed. Your email address is Required but, will never be published.

Obligatorio
Required, but not shared


9 × = 45

Suscribirse a los comentarios