ECETT NETWORKS: el intercambio de conocimiento es creación de conocimiento

Autor: Asociación Proyecto Hombre      31/01/2024     

Autoría: Marta González, directora de Proyecto Hombre Burgos

ECETT es un método de formación a través de intercambio de experiencias y buenas prácticas de profesionales del sector de la intervención social. Además de ofrecer experiencias sobre el terreno, se ofrecen también webinars, observatorio de buenas prácticas y cursos de formación. Está dirigido a entidades sociales en el ámbito de las adicciones, trabajo social, jóvenes y salud mental.

Mi primera experiencia participando en la red ECETT fue más que enriquecedora. Os preguntareis, ¿por qué? Pues porque pude experimentar, de primera mano, la esencia de esta red internacional: el intercambio.

Acudimos un grupo de profesionales de varios países, Grecia, Malta, Italia, Polonia, Francia, Bélgica, Irlanda y España y pude observar el objetivo de estos grupos de trabajo.

La persona que nos acogió y nos guió en todo momento fue Paulina Aguila de Trempoline y desde aquí nos gustaría agradecerle su dedicación y tiempo.

Si tuviera que resumir mi experiencia, podría hablar de perseguir un objetivo común en nuestras áreas de trabajo a través del intercambio y creación de conocimiento. Un aspecto, que es importante valorar y que pone en valor la importancia de generar redes de conocimiento e interacción para aprender, crecer, madurar y especialmente, seguir luchando por ofrecer oportunidades a las personas con problemas de adicción y sus familias.  Compartir experiencias e inquietudes con personas de otros países, con otras realidades sociales, económicas o políticas ha sido una oportunidad gratificante que añado la extensa lista de aprendizajes a la hora de liderar, coordinar, dirigir y gestionar un centro de Proyecto Hombre.

Enmarcado dentro del programa Erasmus +, pudimos visitar dos entidades que trabajan en prevención y tratamiento en adicciones en Bélgica: Trempoline y Ellipse.

En Trempoline, pude visitar todos los recursos que ofrecen: el área de Administración y Gestión, Centro de Día, Comunidad Terapéutica, Programa de Mujeres con hijos y el área de Prevención. Trabajadores y trabajadoras de la entidad me fueron explicando su día a día y las responsabilidades que tenían dentro del programa de intervención. Compartimos también experiencias, realidades, inquietudes de nuestro día a día, reforzando aún más la esencia de esta experiencia, fomentar el conocimiento para el crecimiento.

En Ellipse, parte del equipo nos explicó el trabajo que la entidad realiza en todas sus áreas: Administración y Gestión, Comunidad Terapéutica, Reinserción, Apoyo familiar ambulatorio y domiciliario, Patología Dual y Reinserción.  El día finalizó con una visita a la Comunidad Terapéutica y una fabulosa merienda con los usuarios en tratamiento y parte del equipo, en la cual, una vez más, pudimos seguir intercambiando experiencias e inquietudes.

Durante estos tres días de intercambio, volví a Burgos con la mochila cargada de energía y, sobre todo, con la sensación de la importancia de tener los pies en la tierra, de compartir, de escuchar y ser escuchado, de adoptar siempre una postura humilde, abierta al aprendizaje para poder seguir creciendo y actualizándonos en el camino del trabajo en la prevención y tratamiento en adicciones. Y desde ahí, recomiendo a todas las personas que estéis leyendo estas palabras que aprovechéis estas y otras oportunidades que te conectan con otras entidades y otras realidades, porque, siempre, vas a seguir sumando en tu crecimiento personal y profesional.