El abrazo, el símbolo de Proyecto Hombre

Autor: Asociación Proyecto Hombre      21/01/2022     

Este viernes 21 de enero se celebra el Día Internacional del Abrazo, una efeméride que surgió a finales de los años 80 a raíz de la preocupación que existía por las pocas muestras de afecto que se veían en la sociedad.

Ahora que se han reducido tanto, todos somos muy conscientes de cuánto nos faltan.

Ocurre cada vez que sentimos que tenemos que reprimir ese primer impulso de tender los brazos, nos bloqueamos y no sabemos cómo saludar o reconfortar.

¿Por qué el abrazo es el símbolo de Proyecto Hombre?

El abrazo significa encuentro… pero, sobre todo, acogida y protección.

El abrazo es un contacto físico que lanza un mensaje: tranquilo, aquí vas a estar bien.

Rodear a alguien con tus brazos es darle la bienvenida y brindarle un lugar seguro, de cobijo e incluso de consuelo.

Y eso es lo que es precisamente Proyecto Hombre, un espacio en el que encontrar cercanía, calidez, tiempo, calma y fuerza.

En la Asociación Proyecto Hombre llevamos dando y recibiendo abrazos más de tres décadas.

Y en los últimos dos años, no solo abrazamos con nuestros brazos, sino que hemos aprendido que también podemos hacerlo con la mirada, con la sonrisa, con el silencio, con el corazón.

Estamos aquí, abrazando con nuestra disponibilidad, con nuestra escucha, sin prejuicios. Siempre y para todos y todas.

El abrazo, nuestro símbolo

De la importancia del abrazo como nuestro símbolo, surgió nuestra imagen visual.

Recientemente decidimos que era el momento de recordar y transmitir a través de nuestra imagen la importancia que para nosotros y nosotras tiene el abrazo.

De ahí surgió nuestro nuevo logo: un hombre y una mujer que se funden en un abrazo. Que están unidos, que se apoyan, que se sostienen.

Los beneficios de abrazar

Está demostrado que abrazar es un acto que genera bienestar, tanto en el que lo da, como en el que lo recibe.

Reduca el estrés, la ansiedad… aportan seguridad y disminuyen la presión arterial.

El abrazo también estimula la producción de dopamina y serotonina, dos neurotransmisores que proporcionan placer y calma.

Además, los abrazos tienen un efecto terapéutico, pero eso sí, deben durar al menos 20 segundos y no los 3 segundos que venimos abrazándonos de media.

En Proyecto Hombre estamos convencidos de que los abrazos curan el alma, porque cuando abrazamos acariciamos el alma de la otra persona.

¡Feliz Día Internacional del Abrazo!