Cuida a tu equipo, cuida a tu empresa

24/05/2022     

Autor: David Garcia de la Cal, Presidente de la Comisión de Intervención en el ámbito laboral de la Asociación Proyecto Hombre y Director Presidente de Proyecto Hombre La Rioja.

Un año más y manteniendo nuestro compromiso de sensibilizar a la sociedad sobre la problemática de las conductas adictivas, presentamos la XXIII Jornada Nacional de la Asociación Proyecto Hombre, con un tema que nos parece prioritario cuando hablamos de prevención. “Empresa saludable: respuesta integral ante el consumo de drogas y otras conductas adictivas”. Con el lema “cuida a tu equipo, cuida a tu empresa”.

Con estas jornadas pretendemos favorecer un espacio para el intercambio de conocimientos y experiencias sobre la realidad del consumo de drogas y otros comportamientos potencialmente adictivos en el ámbito laboral.

La prevención de las adicciones es una de nuestras principales misiones, por eso en 2001, plasmamos nuestro interés en el ámbito laboral, creando la Comisión de Intervención Laboral, entendiendo que las empresas y otras organizaciones son un espacio privilegiado para promocionar la salud entre adultos.

Distintos estudios muestran consumos de alcohol y otras drogas, inclusos superiores a los que se dan en la población en general. Los problemas con las apuestas y con diversas aplicaciones en internet, también aumentan y generan conflictos en los entornos de trabajo y en las empresas.

Somos conscientes de la multicausalidad de las adicciones; aspectos personales, psicológicos y sociales pueden propiciar que una persona tenga problemas, pero también pueden participar los factores de riesgo vinculados a las condiciones laborales, especialmente los psicosociales, reducirlos supone generar salud.

No podemos olvidar los impactos que estas conductas tienen no solo en la persona consumidora (problemas de salud, conflictos familiares, pérdida de empleo o la posibilidad de sufrir un accidente laboral), sino también en la propia empresa (descenso de la productividad, coste en las bajas laborales, impacto negativo en la imagen, deterioro del clima y conflictos) y en el resto del colectivo (accidentes o daños, mayor carga de trabajo y conflictos). Todos estos factores hacen que sea necesario, conveniente y rentable, intervenir desde distintos ámbitos de la sociedad, siendo las propias empresas, organizaciones Sindicales, Mutuas de Trabajo, Asociaciones empresariales, Instituciones Públicas y otras entidades relacionadas con el ámbito del trabajo.

Proyecto Hombre es consciente de esta realidad, y lleva años ofreciendo planes Integrales de Intervención en el Ámbito Laboral, adaptados a las necesidades e idiosincrasia de cada empresa.

Partiendo de un análisis que nos permite conocer a la realidad de la Empresa proponemos un diseño de acciones personalizadas. Las de sensibilización e información que son el núcleo más visible de la prevención, y se implementarán con creatividad y aprovechamiento de los recursos de los que dispone la empresa.

La formaciónencaminada a mejorar los conocimientos y capacidad de las personas que ostentan puestos de dirección y mandos intermedios relacionados con el personal, facilitando el reconocimiento/detección temprana ya que, a menor arraigo de la conducta, menores daños y más facilidad para la recuperación.

Y, por último, y no menos importante, poner a disposición de la empresa tratamientos de calidad para aquellas personas que los necesiten. Tratamientos adaptados a sus necesidades, en los que la organización del trabajo y el recurso terapéutico se coordinen para facilitar la asistencia. El acceso al tratamiento tiene tres condiciones básicas: La voluntariedad, la confidencialidad y el mantenimiento del puesto de trabajo.

Una política de empresa basada en aspectos meramente sancionadores, lejos de solucionar los problemas los puede empeorar, provocando su ocultación y dificultando la intervención (OIT, 1996).

Confío que con las experiencias reflejadas en los artículos de esta revista y todo lo vivido en las Jornadas:  “Empresa saludable: respuesta integral ante el consumo de drogas y otras conductas adictivas”, muchas personas y entidades descubran que desde Proyecto Hombre podemos ayudar para que la política preventiva de consumos de alcohol y otras drogas en el entorno laboral empape la cultura de empresas u organizaciones, proporcionando la capacitación y herramientas suficientes para hacer frente este problema y evitar las terribles consecuencias que tiene para la empresa, el ambiente de trabajo y en definitiva para las personas que forman parte de la entidad.