Heroína y otros opiáceos

¿Qué es la heroína?

La heroína es una droga extremadamente adictiva. Se procesa a partir de la morfina, que se extrae de la bellota de la adormidera asiática. Aparece generalmente en forma de polvo blanco o marrón, siendo esta última variedad la más extendida, actualmente, para el consumo en España.

Dependiendo de la manera de consumir la sustancia, presenta diferentes consecuencias para la salud física y/o mental. Actualmente un uso muy extendido de la heroína es la mezcla con cocaína, conocida como “revuelto”, “rebujado”, “mezcla” o “speedball”. El consumo inhalado (fumado) ha sustituido mayoritariamente al uso por vía parenteral (inyectado).

¿Cuáles son los efectos de su consumo?

La dependencia a la heroína puede traer graves consecuencias para la salud, entre ellas la más conocida es la sobredosis mortal, aunque no la única: aborto espontáneo, colapso e infecciones (abscesos) de las venas, problemas respiratorios y enfermedades infecciosas, como la tuberculosis, el VIH/SIDA y las hepatitis (especialmente la considerada del tipo C) son problemas comúnmente asociados al consumo de heroína, sola o mezclada.

Además de los efectos de la misma droga, la heroína que se vende en la calle puede tener aditivos que no se disuelven con facilidad y obstruyen los vasos sanguíneos que van a los pulmones, el hígado, los riñones o el cerebro. Esto puede causar infección o hasta muerte de pequeños grupos de células en estos órganos vitales.

Es muy conocido asimismo el Síndrome de Abstinencia (“withdrawal”, “mono”, “cold turkey”), que son la variedad de síntomas que se producen cuando se suspende o se reduce el uso de una droga adictiva, en este caso hablaríamos de síntomas similares a una gripe (picor de nariz, lagrimeo), calambres y dolores musculares, vómitos y diarrea. Pueden aparecer convulsiones y alucinaciones, especialmente en las fases de mayor ansiedad. Los síntomas físicos suelen remitir en 4-6 días, la remisión de la sintomatología psicológica depende de cada persona.

¿Qué otras sustancias se denominan opiáceos?

Dentro del resto de los opiáceos nos encontramos con la Metadona, un analgésico sintético prescrito para aliviar el dolor intenso y para el tratamiento de la desintoxicación de pacientes adictos a opiáceos. Agonista de la heroína, su uso farmacológico en los tratamientos de drogodependencias, es como sustitutivo de la heroína en los programas de mantenimiento y decalaje para personas con adicción a opiáceos. Existen otros opiáceos que se pueden utilizar en dichos tratamiento como la Buprenorfina (agonista parcial). Otra sustancia derivada de la tebaína como la buprenorfina es la oxicodona, conocida por su uso analgésico para dolores intensos.