Lecciones aprendidas del Informe Europeo sobre Drogas 2022 - Proyecto Hombre

Lecciones aprendidas del Informe Europeo sobre Drogas 2022

Autor: Asociación Proyecto Hombre 14/10/2022     

Autoría: Alexis Goosdeel. Director Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías

El Informe Europeo sobre Drogas 2022: Tendencias y novedades llega en un momento ensombrecido por recientes acontecimientos internacionales de suma gravedad que han afectado profundamente a todos los ámbitos de nuestra existencia y, por lo tanto, también tienen  consecuencias para la problemática de las drogas a la que nos enfrentamos actualmente en Europa.

Nuestro informe más emblemático tiene por objeto contribuir a que Europa esté mejor preparada para hacer frente a estos retos. Para ello, analiza las tendencias que están configurando la situación actual y define las amenazas emergentes que pueden afectar a los problemas en materia de drogas a los que se enfrentará Europa en el futuro.

Es importante señalar que este análisis no es un informe aislado, sino que viene respaldado por un amplio corpus de trabajos recientes.

Como siempre, el Informe Europeo sobre Drogas de este año va acompañado de nuestro Boletín Estadístico que ofrece acceso a los datos de base, notas metodológicas y salvedades.

El presente informe también se basa en gran medida en las recientes revisiones, realizadas en colaboración con Europol, de la evolución de los mercados de la cocaína y la metanfetamina.

Estos estudios muestran el papel cada vez más importante que desempeñan actualmente los estimulantes en la problemática europea de las drogas.

Este año también se cumplen 25 años desde que el Sistema de Alerta Rápida de la Unión Europa sobre nuevas sustancias psicotrópicas comenzara su misión. Este hito se celebra con una revisión complementaria de los logros de esta innovadora red.

Para mí, el mensaje central que se destaca de nuestro análisis de las tendencias en materia de drogas en 2022 puede resumirse bajo el lema «En todas partes, todo, para todo el mundo» (‘Everywhere, Everything, Everyone’).

Actualmente nos enfrentamos a una situación en la que podemos observar el impacto de los problemas de las drogas casi en todas partes.

En la Unión Europea los problemas relacionados con las drogas complican otras cuestiones importantes, como el problema de las personas sin hogar, la gestión de los trastornos psiquiátricos y la reducción de la delincuencia juvenil. También observamos mayores niveles de violencia y corrupción, impulsados por el mercado de la droga en algunos países.

Los acontecimientos a escala internacional también tienen el potencial de influir en los problemas causados por las drogas que observamos en Europa.

En este informe, analizamos de qué modo los acontecimientos en Afganistán podrían cambiar los flujos de drogas y tener importantes repercusiones en el futuro, y cómo la crisis humanitaria provocada por la guerra de Ucrania podría generar nuevos retos para los servicios europeos antidrogas.

Una conclusión general que extraigo del informe de este año es que en la actualidad nos enfrentamos a una situación más compleja en el ámbito de las drogas, caracterizada por una gran disponibilidad y una mayor diversidad en las pautas de consumo de drogas.

De nuestros informes sobre el fenómeno de las nuevas sustancias psicotrópicas se desprende que ahora mismo se corre el riesgo de que casi todo lo que tiene potencial psicoactivo puede hacer acto de presencia en el mercado, a menudo mal etiquetado, lo que significa que quienes consumen estas sustancias podrían no ser conscientes de lo que están usando realmente.

En este contexto me preocupan especialmente los informes que estamos recibiendo sobre la adulteración de productos de cannabis con cannabinoides sintéticos, lo cual es solo un ejemplo de las nuevas amenazas relacionadas con las drogas que estamos viendo en la actualidad.

Otro ejemplo es el incremento de la producción de drogas sintéticas en Europa, donde el aumento de la producción de metanfetamina resulta particularmente inquietante. Una importante evolución constatada en el informe de este año es el impacto en el curso de la pandemia de COVID-19, tanto sobre los servicios relacionados con las drogas como sobre el modo en que las personas adquieren sustancias reguladas. También se observa en muchos países la necesidad permanente de ampliar los servicios de tratamiento y reducción de daños para las personas con problemas de drogadicción.

Nuestra misión fundamental desde el Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías es apoyar la adopción de mejores políticas y de acciones destinadas a reducir los daños que provocan las drogas en las personas, sus familias y las comunidades en las que viven.

Creo que debemos reconocer que, en la actualidad, ya sea directa o indirectamente, todo el mundo se ve afectado de algún modo por el consumo de drogas. Directamente, lo apreciamos en aquellos que desarrollan problemas y necesitan tratamiento u otros servicios.

Las consecuencias indirectas pueden no ser tan evidentes, pero son igualmente importantes. Implican a los jóvenes vulnerables reclutados en el entorno de la delincuencia, la mayor presión a la que se ven sometidos los presupuestos sanitarios y los costes para la sociedad de las comunidades que se sienten inseguras o en las que las instituciones se ven socavadas por la corrupción y la delincuencia.

Estoy convencido de que solo podremos abordar las complejas cuestiones que plantea el consumo de drogas en materia de política sanitaria y social basándonos en una buena comprensión de la naturaleza de los problemas a los que nos enfrentamos, así como en un análisis de las respuestas que pueden demostrar su eficacia. Me enorgullece que, con la publicación del Informe Europeo sobre Drogas 2022, el Observatorio siga contribuyendo a que Europa esté mejor preparada para afrontar los retos actuales y futuros a los que nos enfrentaremos en este ámbito.

Por último, este informe, al igual que todo nuestro trabajo, es el resultado de un esfuerzo de cooperación y, sin el apoyo y la contribución de nuestros socios, simplemente no habría sido posible. Me gustaría especialmente hacer llegar mi agradecimiento a nuestra red Reitox de centros de referencia nacionales, así como todos los demás expertos y redes europeos cuyo trabajo ha contribuido a esta publicación. Tomo además nota con gratitud del apoyo recibido de la Comisión Europea, otras agencias europeas y organismos internacionales que trabajan en este ámbito.


Revista Proyecto 109 [Septiembre 2022]